Mariano Rajoy
Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados durante el debate de la moción de censura

Mariano Rajoy se enfrenta a su segunda moción de censura en menos de un año. Como consecuencia de la sentencia del caso Gürtel, el líder socialista Pedro Sánchez registró esta nueva moción que se comenzó a debatir ayer en el Congreso de los Diputados y finalizará hoy con la votación decisiva.

El PSOE, para lograr que esta moción salga adelante, necesita 176 votos. Por ahora, cuenta con el apoyo de Unidos Podemos, ERC y Nueva Canarias. Si se suman PDeCAT y Bildu, el PSOE contabilizaría 175 votos y estaría a uno de conseguir su objetivo. La llave de esta iniciativa la tenía el PNV, que apoyó los Presupuestos Generales de Rajoy y que cuenta con cinco diputados en el Congreso.  Ayer por la tarde, Aitor Esteban, portavoz el PNV desveló que la incógnita: apoyarán esta moción alegando que su rechazo “no traería más estabilidad a España“. Además, Sánchez se comprometió a respetar los Presupuestos ya aprobados si recibía el apoyo y ganaba esta moción.

La despedida de Rajoy

Esta mañana se ha restablecido el debate de la moción de censura. Mariano Rajoy, que no asistió a la sesión de la tarde ayer en el Congreso y se mantuvo durante la celebración en un establecimiento con gente de confianza, ha reaparecido para despedirse del Gobierno.  “A la vista de lo que todos sabemos podemos presumir que la moción de censura saldrá adelante. En consecuencia Pedro Sánchez será presidente del Gobierno y yo quiero ser el primero en felicitarle. Aceptaré como demócrata el resultado de la votación, pero no puedo compartir lo que se ha hecho“, ha indicado Rajoy.

Además, el aún presidente ha señalado que cree que ha cumplido “con el mandato de la política, que es servir a la vida de las personas”. Aun así, ha pedido disculpas “por si alguien se ha sentido perjudicado en esta Cámara o fuera de ella“. Finalmente, ha agradecido la labor de su grupo parlamentario y se ha mostrado satisfecho con los españoles por haberle brindado “comprensión y apoyo”. “Suerte a todos por el bien de España“, ha sentenciado Rajoy antes de volver a su escaño, donde ha sido recibido con una gran ovación por parte de sus compañeros de partido.

A continuación, tendrá lugar la votación decisiva. Los diputados serán llamados uno a uno por orden alfabético para decir ““, “no” o “abstención“.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante