mora

La portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Santa Pola, Eva Mora, ha hecho balance de la situación actual del Plan de Humanización, del que ha afirmado que “empezó mal y va a acabar peor”. Según Mora, “no se ha hecho un plan, sino actuaciones puntuales que han rozado lo calamitoso. Desde el principio se veía venir que era un proyecto que iba a generar más discordias que debate con vecinos y comerciantes”.

A juicio de la portavoz “el primer indicio fue la resistencia por parte del equipo de Gobierno a proporcionarnos información. Contestaba a las solicitudes de los grupos de la oposición con burdas excusas como que no existe un expediente sobre el Plan de Humanización o, directamente, que no existe un Plan de Humanización, a pesar de que venían haciendo referencia a él desde hacía tiempo”, ha apuntillado Mora.

La concejal ha lamentado que “tampoco se ha tenido en cuenta a los comerciantes de la zona a la hora de tomar las decisiones, al contrario, las acciones puntuales desarrolladas han afectado negativamente a sus bolsillos”. Mora en cambio ha aplaudido “la actitud de la Asociación de Comerciantes, que ha demostrado tener capacidad y ganas de velar por los intereses, no sólo de sus socios, sino de todos los comerciantes de Santa Pola”.

La portavoz de Cs ha informado de que “lo poco que se ha hecho relativo a este supuesto Plan de Humanización ha sembrado el caos: golpes entre vehículos, diferencias entre conductores y peatones, excesiva carga de trabajo para la Policía Local, que tuvo que emplearse a fondo para aplicar los cambios, críticas de vecinos y comercios afectados. Un sinfín de problemas que se hubieran podido evitar sólo con atender las sugerencias antes de actuar directamente”.

Eva Mora ha insistido en que “el Plan de Humanización es una auténtica chapuza y ha hecho más mal que bien, especialmente por el ambiente de ruptura entre comerciantes, vecinos y Gobierno que ha generado”. En opinión de la edil, un año después “todavía vemos algunos de los efectos del mal llamado plan como líneas pintadas en el suelo de la antigua distribución que inducen a error a los conductores o retenciones en ciertas zonas”.

La portavoz del Grupo Municipal de Cs ha concluido que “esta no es la forma correcta de hacer las cosas porque cuando uno gobierna no debe desconfiar de los gobernados, sino que tiene la responsabilidad de velar por sus intereses y tratar de perjudicar lo menos posible a todo el mundo, aunque ello vaya en contra de tus ideas iniciales. No pasa nada por dar el brazo a torcer un poco de vez en cuando”.

PublicidadAcadèmia Valenciana de la Llengua   Desayuna con Diario de Alicante