El Ministerio del Interior inició ayer por la noche el traslado de los líderes catalanes presos, el cual corre a cargo de los agentes de la UPROSE (Unidad de Protección y Seguridad) de la Guardia Civil. Los seis que ayer recogieron sus celdas, cuyos trámites están más avanzados, son Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Dolors Bassa y Carme Forcadell. Durante la tarde de ayer, los hombres fueron reagrupados en un centro penitenciario madrileño, donde han pasado la noche juntos, mientras que las dos mujeres lo han hecho en Alcalá Meco, donde estaban recluidas hasta ahora.

Los presos del procés harán escala en Zuera, una prisión en la provincia de Zaragoza, donde pasarán esta noche antes de hacer la última etapa del viaje hacia Cataluña. Será en la cárcel catalana Brians II donde ya se harán cargo de ellos los Mossos d’Esquadra, que les trasladarán a su destino final. Ellos se quedarán en la cárcel Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), y ellas en Puig de les Basses, en Figueres (Girona).

La Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Conselleria de Justicia de la Generalitat, encargada de la gestión de los centros penitenciarios en Cataluña, recibió ayer el comunicado oficial del traslado por parte del Gobierno central. Según fuentes penitenciarias catalanas, los destinos elegidos son los que la administración penitenciaria ha considerado más adecuado, teniendo en cuenta el perfil de los internos y siguiendo un principio de igualdad con el resto de presos.

Los familiares deberán adaptarse al mismo régimen de visitas que hasta ahora. Los encuentros son en fin de semana y de 40 minutos, con la posibilidad de repartirse en dos comunicaciones de 20 minutos. Los reclusos con hijos menores de 10 años podrán tener encuentros de convivencia durante 90 minutos al mes.

Desde Lisboa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, negó ayer que espere una contrapartida por el traslado de los políticos presos a Catalunya: “Se trata sólo del cumplimiento de la legislación penitenciaria, no hay ninguna consecuencia más allá, no hay ninguna implicación política”, sentenció.

Todavía falta por concretarse cuándo será el traslado de otros tres presos encarcelados: Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull, que permanecen en la prisión de Estremera. Todos ellos siguen pendientes de algunos trámites burocráticos, pero según fuentes penitenciarias, estos no deberían retrasarse más de un par de días.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante