Libertad bajo fianza de mil euros para un hombre acusado de intentar raptar a una niña en Alicante

Un tribunal ha decretado libertad bajo fianza de 1.000 euros para el hombre acusado del intento de secuestro de una niña de 8 años, ocurrido el pasado 26 de enero en la plaza de los Luceros de Alicante.

Un tribunal ha decretado libertad bajo fianza de 1.000 euros para el hombre acusado del intento de secuestro de una niña de 8 años, ocurrido el pasado 26 de enero en la plaza de los Luceros de Alicante.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) han confirmado que la sección décima de la Audiencia de Alicante ha estimado parcialmente en un auto el recurso del investigado contra su encarcelamiento. Sin embargo, los magistrados han acordado imponerle la obligación de comparecer dos veces al mes en el juzgado.

Los hechos ocurrieron el sábado 26 de enero, cuando el sospechoso, Joaquín T.G., de 73 años, fue detenido minutos después de que, presuntamente, hubiera intentado llevarse consigo a una niña de 8 años, algo que su madre impidió.

El hombre ya había sido arrestado por la Policía Nacional unas semanas antes, el 9 de enero, bajo la acusación de mantener relaciones sexuales con dos chicas menores de edad, una de 16 años y otra de 17, a cambio de dinero y marihuana en su autocaravana.

Por esos hechos, que se investigan en otra causa, quedó en libertad provisional, aunque, tras su nueva detención, la titular del juzgado de Instrucción 9 de Alicante ordenó su ingreso en prisión preventiva.

La fiscalía ya ha formulado un escrito en el que solicita provisionalmente para el acusado penas que suman 7 años y 9 meses de cárcel como presunto autor de tres delitos: tentativa de detención ilegal, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública.

La Policía se incautó durante el registro de su autocaravana de más de un kilo de cogollos de marihuana, un revólver, un cuchillo de grandes dimensiones y algunos objetos y juguetes sexuales, entre otros efectos.

Durante su interrogatorio en el juzgado de guardia, Joaquín T.G. negó el intento de secuestro y alegó que solo se había dirigido a la madre para preguntarle si la conocía y si quería que le “comprara algo” a la niña porque ésta estaba mirando el escaparate de una tienda.

La Audiencia de Alicante ha estimado ahora parcialmente el recurso de la defensa y ha aceptado que el implicado sea excarcelado mediante el pago de una fianza de 1.000 euros.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante