Podemos l’Alfàs apoya la huelga del sector de las ambulancias

La formación morada apuesta por internalizar el servicio privatizado y fortalecer el sistema sanitario público.

Podemos l’Alfàs ha mostrado su apoyo a la huelga indefinida de los trabajadores y trabajadoras de los transportes sanitarios urgentes convocada por los sindicatos UGT y CCOO e iniciada ayer.

Su Portavoz en el Ayuntamiento, Juana María Hernández Peña, ha destacado “que se trata de un eslabón esencial en la asistencia de las emergencias médicas” y ha remarcado el respaldo de su partido a las reinvindicaciones “de un colectivo tan necesario para la sanidad pública y que desde hace  años  ha sufrido, y sigue sufriendo,  un empeoramiento de sus condiciones laborales y salariales”.

En este sentido, ha señalado “que los trabajadores y trabajadoras de ambulancias, realizan una labor no siempre reconocida ni valorada, ni por la población ni por las autoridades sanitarias pero que es esencial  en la  atención de las emergencias y urgencias médicas”.

Además ha recordado que “este colectivo está formado por alrededor de 1.800 trabajadores y trabajadoras en el País Valenciano que arrastran en los últimos años reducciones salariales y precarización  en sus relaciones laborales, abierta con la reforma laboral”.

Asimismo, Hernández Peña afirma que “la exigencia de aplicar el convenio colectivo sectorial autonómico, algo que está recogido en los pliegos de la concesión del transporte sanitario  valenciano terrestre, superaría los múltiples convenios de empresa, que debilitan la parte laboral”. También ha destacado que “los sindicatos reclaman mejoras salariales y laborales y planes de conciliación laboral y familiar”.

Los sindicatos han advertido que el contrato no garantizaba el respeto a sus condiciones previas, y que el ajuste, volverá a recaer en sus espaldas, generando más trabajo de mala calidad y sin respeto a un convenio colectivo y una bajada. El modelo de Podemos es  internalizar el servicio privatizado y fortalecer el sistema sanitario público.

Desde la formación morada añaden que si esto no pudiera hacerse por haberse adjudicado la concesión, deberían haberse incluido claúsulas sociales de obligado cumplimiento por las empresas ganadoras, con sanciones claras por incumplimiento que pudieran llevar a rescisión de contrato y reforzando labor inspectora de consellería.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante