El atlético se corona en Europa

Dos goles de Griezmann, uno en cada tiempo, y otro de Gabi al final acabaron con la resistencia del Olympique de Marsella. Tercera Europa League para el Atlético de Madrid.

El inicio de la final fue intenso porque el Olympique tenía prisa por adelantarse en el marcador. Quizá era consciente de que la única forma de hacerse con la Europa League era esa. O que la gasolina de su mejor jugador, Payet, estaba justita. Fuera por lo que fuera, Germain fue el primero que tuvo una ocasión pintiparada pero su disparo se marchó por encima del travesaño. La segunda ocasión fue para Payet, pero su remate lo atrapó Oblak.

Los nuestros, bien plantados en el terreno de juego, mostraban una presión alta, sobre todo en la salida del balón de los franceses y pronto llegó la primera oportunidad y el gol. Mandanda envió a Anguissa y éste no se percató de la presencia de Gabi, quién recuperó el esférico, se lo dio al más listo de la clase, Griezmann, para que pusiera el 0-1. El francés, fiel a su cita con el gol en Lyon (ya lo hizo con la Real Sociedad), no se puso nervioso y batió a Mandanda, llevando el delirio a los 10.000 rojiblancos que estaban en el Parc OL y, por ende, a los casi 26.000 que acudieron al Wanda Metropolitano.

El partido estaba donde quería el Atlético, pero es que se puso mejor poco después. Payet, que había sido duda en los días previos, se tuvo que retirar a la media hora de juego entre lágrimas. El Olympique, que había acusado el mazazo del gol, no se recuperó hasta el final del primer tiempo de ambos contratiempos.

Los nuestros salieron decididos a resolver por la vía rápida en la segunda mitad. Y vaya se lo lograron. Pase genial de Koke en un contragolpe al hueco para que Griezmann definiera como los ángeles, enviando el esférico por encima de Mandanda en su salida. Fue un golpe letal para los franceses, que veían como el Atlético ya era el que reinaba en el choque y cómo la Europa League estaba más cerca de viajar a la capital de España.

Las ocasiones se fueron sucediendo en el área marsellesa y Saúl y Koke estuvieron a punto de aumentar la diferencia mediado el segundo acto. Gran segundo tiempo de los nuestros, que no dieron opción al Olympique. El primer remate en la segunda mitad fue de Mitroglou en el minuto 80 con un cabezazo que se fue al poste.

El partido tuvo la historia que quiso el Atlético de Madrid. 32 años después, volvimos a Lyon para conquistar Europa. Era en la misma ciudad pero en otro estadio. El Atlético acabó redondeando la goleada con un tercer gol de Gabi.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante