La concejal de Educación, Begoña Cuartero, ha reclamado esta mañana en el colegio Fernando de Loaces la dotación con recursos materiales y personales del nuevo aula de Educación Especial que Conselleria concedió al centro el pasado julio. “No sirve de nada crear nuevos servicios como este aula, si no se dota de recursos y los servicios está garantizada de manera adecuada”, ha declarado la edil.

Los afectados son siete niños con necesidades especiales, de 3 a 12 años, que componen una de las dos clases de Educación Especial de las que consta el centro.

Según Cuartero y la dirección del centro, “la situación es insostenible, ya que la carga de trabajo en lo que respecta a las funciones de acompañamiento y asistencia a la higiene de estos niños se llevan a cabo por los profesores del otro aula de Educación Especial, y ante esta situación, se ha tenido que amueblar con mobiliario de otras clases del colegio”.

Asimismo, la concejal también ha reclamado el acondicionamiento del espacio destinado para una de estas clases, “que no cumple con las medidas y el tamaño requeridas por la normativa”, y anunciando que, a iniciativa del Ayuntamiento se va a intentar emprender actuaciones para su modificación.

Por otra parte, la concejal quiso recordar a Conselleria que debido al aumento del nivel de matriculaciones en los meses de agosto y septiembre en los centros de nuestro municipio, todavía faltan profesores por incorporarse a otros centros educativos, como en el Colegio de Desamparados, donde esperan un profesor de Primaria y otro de Educación Infantil; un profesor de Educación Primaria en Los Dolses, y otro de Educación Infantil en el CEIP Playas de Orihuela.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante