Rastro

El Ayuntamiento de Santa Pola, a través de la Concejalía de Sostenibilidad, ha firmado un convenio de colaboración con la ONG Rastro Solidario para recoger el aceite doméstico usado, destinando los fondos recaudados a proyectos de entre más de 80 organizaciones no gubernamentales adscritas al proyecto ‘Aceite Solidario’.

Con esta iniciativa, la entidad sin ánimo de lucro gestiona la recogida de aceite usado de origen vegetal para su conversión a biodiésel, al tiempo que destina el dinero recaudado a diversas causas sociales.

Con la firma del convenio, firmado el pasado viernes 23 de marzo, se instalarán 5 contenedores de recogida de aceite usado en Santa Pola. Se trata de contenedores totalmente estancos, antiderrames y antirrobo. El aceite deberá depositarse en botellas de plástico debidamente cerradas. Dos se ubicarán en Gran Alacant, uno de ellos en la avenida de Escandinavia, cerca de la biblioteca, y el otro en la avenida de Noruega, cerca del colegio Vicenta Ruso. Los tres restantes se instalarán en el núcleo urbano, uno en la calle Caridad (a la altura del colegio Virgen de Loreto), otro entre los colegios Cervantes y Ramón Cuesta, y un tercero en la avenida de Albacete, junto al Ecoparque.

El aceite reciclado de los contenedores tiene un valor de unos 150 €/tonelada. Tiene un coste logístico mayor porque hay que hacer el vertido de las botellas y financiar los contenedores, lo cual al Ayuntamiento no le cuesta nada. Rastro Solidario es quien se hace cargo de la inversión mediante una póliza de crédito. De los 150 euros recaudados por tonelada, 100 se destinarán a la acción social elegida y 50 al coste administrativo y las acciones de Rastro Solidario para la inclusión de personas con capacidades diversas.

Con la iniciativa ‘Aceite Solidario’ el Ayuntamiento de Santa Pola se une a una causa con la que se pretende, por un lado, concienciar a la sociedad para recaudar fondos a través del reciclaje y, por otro, demostrar que la economía circular y solidaria es posible.

La iniciativa ‘Aceite Solidario’ es una forma de concienciar no sólo a particulares, sino también al sector de la hostelería. Empresas como los hoteles, restaurantes o bares tienen la obligación de que su aceite usado sea recogido por una empresa autorizada de gestión de residuos. Lo que hace Rastro Solidario en lugar de pagar al negocio en cuestión por la cantidad de aceite recogida, es emitir un certificado anual de donaciones a la empresa hostelera por valor de 250 €/tonelada de aceite usado donado, cantidad que puede variar según la fluctuación de los valores de mercado. Con este certificado de compromiso medioambiental y social, las empresas pueden llegar a deducirse entre un 35% y un 50% en su declaración del impuesto de sociedades o el IRPF.

Las empresas colaboradoras obtienen un informe de sostenibilidad y acción social donde se detalla a qué causa se ha destinado el dinero y las transferencias que se han hecho a cada ONG. La empresa donante tiene la posibilidad de elegir a qué causa social quiere apoyar, entre las que se encuentran Médicos Sin Fronteras, Once, Autismo Diario o Vicente Ferrer. Además, todos los datos de las recogidas y transferencias se van actualizando en la web www.aceitesolidario.org.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante